Pensiones por discapacidad: hubo reclamo en Tandil, al tiempo que el Gobierno retrocedía en la medida

El Gobierno de Mauricio Macri anunció esta tarde que daba marcha atrás con la baja de las pensiones por dicapacidad, una de las medidas más antipopulares que tomó desde que comenzó con el ajuste económico en diciembre de 2015.

En Tandil, centenares de vecinos se concentraron cerca de las 18 horas para reclamarle al gobierno nacional que frene la medida que estaba dejando sin cobertura a miles de personas que sufren alguna discapacidad en todo el país. También reclamaban al municipio que se haga cargo del reclamo, aprovechando que el intendente pertenece al mismo signo político que Macri, la Alianza Cambiemos.

A las 6 de la tarde se concentraron frente a la municipalidad más de 200 personas, que decidieron ingresar al Palacio Municipal donde los estaba esperando la secretaria de Desarrollo Social Alejandra Marcieri y el subsecretario de la misma cartera Pablo Civalleri.

En el lugar, el organizador de la movilización local, José Alberto Guillermo, le reclamó a los funcionarios que se hagan cargo del reclamo y que se pongan al frente del mismo representando a los ciudadanos de nuestra localidad que estaban siendo afectados. Los funcionarios invitaron a 5 personas del grupo a ingresar a las oficinas para redactar un documento que los contenga en su reclamo.

Un incómodo episodio ocurrió cuando una militante de género de la oposición, Silvia Llanos, que acompañaba el reclamo de las personas con discapacidad le pidió al subsecretario de desarrollo social, Pablo Civalleri, «que se hagan cargo del reclamo» de los vecinos y gestionen ante las oficinas nacionales. El subsecretario no tuvo mejor idea que responder con un lacónico «dejen de hacer política barata», lo que despertó indignación.

Llegó la noticia de la marcha atrás

Mientras estaban redactando el documento y el resto de los presentes esperaba en el hall municipal, llegó la noticia de que el Gobierno Nacional había dado marcha atrás con la triste medida que habían tomado.

El rechazo se había suscitado en todo el arco opositor, desde el kirchnerismo, el massismo y la izquierda, como del sindicalismo y de diversos sectores sociales. También la Iglesia había realizado una fuerte crítica.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba