La industria comenzó marzo con el mismo ritmo de crecimiento previo a la pandemia

En lo que va de marzo, la industria creció 1,6% interanual medido según el consumo de energía. Los principales motores de este incremento son la
actividad automotriz, la aceitera, metales básicos, minerales no metálicos y textiles.

Los datos surgieron del informe del Centro de Estudios para la Producción que elabora el Ministro de Desarrollo Productivo, en el cual se analizó la evolución de los principales indicadores de la actividad productiva de marzo. En este sentido, el documento detalló un retorno al crecimiento interanual, tras la baja de 0,7% de febrero, originada porque las paradas de planta por vacaciones se dieron más en ese mes que en enero.

De acuerdo al informe, “en los 14 días comprendidos entre el 4 y el 17 de marzo la industria se expandió al 1,6% interanual”, una cifra similar a la del primer bimestre del año (1,9%). A su vez, destacó el regreso al crecimiento de la industria automotriz (cuyo consumo de energía ha estado creciendo en torno al 9% interanual en marzo, tras la baja de febrero), el buen desempeño de la industria aceitera -con un consumo de energía que se expandió al 38% interanual-, y la continuidad de la recuperación en ramas como metales básicos (+11%), minerales no metálicos (+12%) y textiles (+3%). En todos
estos casos, la comparación se da aún contra la prepandemia.

De acuerdo al índice adelantado de actividad industrial, si bien en febrero se registró una caída en la industria de 0,7% interanual y 2,7% mensual (desestacionalizado), si se toma en cuenta el bimestre (enero-febrero), la actividad industrial se ubicó 1,9% por encima del mismo período de 2020.

CÓMO SE RECUPERA CADA SECTOR


A nivel sectorial y territorial, el CEPXXI había observado un crecimiento heterogéneo asociado “al profundo cambio en las rutinas que generó la pandemia del coronavirus”, lo cual modificó la matriz de la curva ascendente. Sin embargo, en los últimos meses «tal heterogeneidad ha tendido a moderarse», apuntó el documento oficial.

En este sentido, explicó que “la totalidad de las ramas ligadas a gastronomía y turismo se recuperaron entre noviembre y enero» y si bien todas continúan con contracciones «el recorte de las caídas fue muy significativo”. En el comercio minorista, también ocurrió el mismo fenómeno: por ejemplo, los consumos de artículos de indumentaria, calzado, cuero y bijouterie (que fueron los rubros comerciales más golpeados por la pandemia) fueron los que más mejoraron entre noviembre y enero.

Además, el informe indicó que “las jurisdicciones que en noviembre persistían con severas caídas en la actividad comercial fueron las que más se recuperaron y, a la inversa, aquellas que exhibían mayores tasas de crecimiento moderaron el ritmo de las alzas”.

Entre los factores posibles detrás de esta menor heterogeneidad, el informe mencionó tres posibles causas: en primer lugar, tras el pico de contagios de octubre, la circulación de personas tendió a incrementarse y, a la vez, se rehabilitaron varias actividades productivas en todo el país (como
el turismo). En segundo lugar, es posible que los distritos que estuvieron más afectados por la pandemia, como las provincias patagónicas, hayan tenido una recuperación de la actividad comercial por efecto de lo que se puede llamar “consumo postergado”.

Por último, en tercer lugar, el informe aseguró que la mayor frecuencia de las reuniones sociales pudo haber incentivado el consumo de bienes como indumentaria, calzado y bijouterie, con el impacto positivo en los comercios especializados de esos rubros.

EL CRECIMIENTO DE LA CONSTRUCCIÓN

Otro indicador positivo, de acuerdo al informe, fue el desempeño el sector de la construcción, que creció 23,3% interanual en enero y registró la tercera suba consecutiva por el relanzamiento del Ahora12. Con los costos históricamente bajos en dólares, la reactivación empezó a vislumbrarse luego de la recesión en 2018-2019 y la pandemia.

Además, por primera vez desde septiembre de 2019, en enero de este año el desempeño interanual del cemento a granel fue mejor que el del cemento en bolsa. Esto indica el empuje que empieza a tener la construcción a mayor escala «vis à vis las pequeñas refacciones», que habían tenido gran dinamismo desde mediados de 2020.

En esta misma línea, los datos del Indec indican que minerales no metálicos creció 31,5% en enero y tuvo la mayor incidencia positiva en la industria, con subas en todos los componentes. Se destacaron las de productos de arcilla y cerámica no refractaria (+83,1%), por ladrillos, sanitarios y revestimientos, y cemento (+24,5%).

Fuente: El Destape web

Redaccion

Volver arriba