Presiones sobre Cristian Salvi para que renuncie a la UDAI Tandil de Anses

La decisión no es solo de carácter laboral, sino fundamentalmente de carácter político. Desde la jefatura regional de Anses, a cargo de Mariano Pereyra Iraola, pidieron la renuncia de Cristian Salvi, jefe de la UDAI Tandil, y por el momento no hubo respuestas del funcionario.

Si bien es cierto que los trabajadores dejan trascender que «es inadmisible el nivel de maltrato, violencia retórica y abuso de autoridad» que se vive en la dependencia local de la Seguridad Social, ninguna de esas causas hicieron que se pida su renuncia en el pasado.

Lo que cambió en realidad es su apoyo cada vez más explícito al concejal rebelde Marcos Nicolini, quien planteó una estrategia de disputar el poder del intendente Miguel Lunghi en las elecciones internas de agosto. Se sabe, Pereyra Iraola, quien pide la renuncia, está alineado con Lunghi.

La tensión es lo que reina por estas horas en las oficinas nacionales a nivel local de la Seguridad Social, porque la decisión busca concretarse cuando quedan dos meses para una elección primaria y cuatro para las elecciones generales.

¿Se trata de una demostración de poder que el intendente ejerce sobre Marcos Nicolini? ¿Es acaso una manera de dejar en claro quién es el que manda y qué consecuencias trae la «traición»?

Es difícil saber qué pasa por la cabeza de un hombre que estuvo 16 años al frente de un municipio y busca disputar cuatro años más.

La interna dentro de Cambiemos está desatada, veremos cómo sigue.

Redaccion

Volver arriba