Aumenta en Tandil la cantidad de vecinos que no llegan a comprar garrafas

Desde que asumieron los gobierno nacional y provincial de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, llevaron adelante una política tarifaria que generó numerosos problemas para las industrias, las PyMes y para las familias, que cada vez menos llegan a tener el dinero para comprar el gas envasado para calefaccionarse.

A pesar de esta situación, el gobierno comunal no denuncia lo que están sufriendo los tandilenses, sino que por el contrario, acaba de reafirmar su alianza política con el partido de gobierno y pefiere callar los reclamos que recibe diariamente de los vecinos de a pie aumentando la ayuda social, cuya demanda, crece día a día exponencialmente.

La más reciente muestra de eso son las declaraciones de la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, quien le dijo a El Eco de Tandil “en relación al Plan Hogar, el dinero que entrega Anses por garrafa está bastante alejado del 80 por ciento que dice la Secretaría de Energía que se debería entregar en el marco del programa de subsidio del Estado nacional”.

“Como está bastante desajustado el monto, lo que hemos tenido es una creciente demanda, porque las familias no llegan a pagar el valor por el desfasaje que existe entre el dinero que les depositan por el Plan Hogar y los costos de la garrafa”, indicó la funcionaria.

De esta manera, el lunghismo «admite» de hecho la crisis que se vive en nuestra ciudad, pero de todas formas no están dispuestos a abandonar la comodidad de ser oficialismo para denunciar la terrible situación que viven, cada vez más, los vecinos y las vecinas más vulnerables de Tandil.

Redaccion

Volver arriba