Los privados dejarán de atender por IOMA si la obra social no regulariza los pagos

Las instituciones medicas privadas de la octava Region Sanitaria que incluye a Tandil, llevaron a cabo ayer un debate en Fecliba en la ciudad de Azul, donde decidieron suspender las prestaciones por IOMA como parte de un plan de lucha para que la obra social abone lo adeudado.

Concretamente hablaron de la falta de pago por parte de la obra social de las prestaciones vencidas del mes de noviembre de 2017 y en período de pago de las prestaciones de diciembre de 2017.

En una carta dirigida al Presidente de la central de Fecliba, Néstor Porras, detallaron que «hemos desarrollado en el Distrito VIII reunión distrital con la totalidad de las instituciones que la componen a los efectos de analizar la gravísima situación que afrontamos como consecuencia de la falta de pago por parte del IOMA de las prestaciones vencidas del mes de Noviembre de 2017 y en periodo de pago de las prestaciones de Diciembre de 2017».

«Ante la mora producida y la falta de confirmación de los pagos mencionados se ha decidido iniciar un plan de lucha y declararse en sesión permanente del Distrito».

Además, incluyeron el plan de lucha que consiste en la «suspensión de servicios por 24 horas para el día 26 de Febrero de 2018, excepto urgencias, sino se efectivizaron los pagos de las prestaciones de Noviembre de 2017 al día 23 de Febrero de 2018. Continua con suspensión de servicios para los días 5, 6 y 7 de Marzo de 2018 sino se efectivizaron los pagos de las prestaciones de Noviembre y Diciembre de 2017 al 02 de Marzo de 2018».

Por otro lado, confirmaron que «elevaremos solicitud para que se adecuen los aranceles modulados de IOMA en referencia a sus costos prestacionales asi como también se pueda recuperar la pérdida sufrida sobre los índices de ajustes aplicados sobre el 2017».

Las instituciones que se adhieren son:

Sanatorio Azul, Clinica San Martin, Instituto Lobos, Clinica María Auxiliadora, Instituto Médico de Olavarria, Clinica Saladillo, Sanatorio Tandil, Cemeda, Clinica Chacabuco e Instituto del Diagnóstico.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba