Los municipales le realizaron una contrapropuesta al municipio y esperan la respuesta

En plenas negociaciones paritarias entre el gobierno de Miguel Ángel Lunghi y los trabajadores municipales, se conoció ayer la primera propuesta salarial emanada del ejecutivo, que en primera instancia fue rechazada por el sindicato. Se trataba de un aumento del 10 por ciento para los primeros 6 meses del año y un 5 por ciento más a partir de julio con una cláusula gatillo por si la inflación supera el 15 por ciento en 2018. Además, ofrecieron un bono de 3 mil pesos.

Los números ofrecidos estaban lejos de las pretensiones de los comandados por Roberto Martínez Lastra que habían pedido un 25 por ciento de aumento y un bono de 5 mil pesos. Ante la propuesta del ejecutivo, hubo reuniones y finalmente el sindicato realizó una nueva propuesta.

Con respecto al bono bajaron las pretensiones y hablan de un bono mayor a 3 mil pesos «que puede ser de 3200 o 3400» trascendió. Con respecto al aumento salarial para 2018, al menos pretenden entre un 17 y 20 por ciento para llegar a julio con la cláusula gatillo correspondiente.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba