La escasez de turistas veraniegos se da en los diferentes destinos costeros pero también en Tandil

Muchas son las críticas que se vienen generando a partir de la falta de turistas en los destinos de la Costa Atlántica argentina durante el verano que transcurre. Algunas voces aisladas culpan a los precios que se manejan en estos destinos, que no están en relación con la realidad de los veraneantes, pero la gran mayoría destila contra las políticas de ajuste del gobierno nacional y provincial.

Sobran las fotos de Mar del Plata, Necochea y otros destinos costeros en donde se ven muchos claros entre la gente, para ilustrar notas con números desfavorables para los comerciantes que viven del turismo veraniego.

Si bien ese no es el caso de Tandil, ya que el turismo de verano se fue incrementando recién en los últimos años y nuestra ciudad fue acaparando turistas durante todo el año, al duro golpe que recibió esa importante industria con la eliminación de los llamados «feriados puente» para el resto del año, se le suma ahora la revelación del director de Turismo de la ciudad, Alejandro Bonadeo, de la poca concurrencia en relación a lo que se esperaba, de la afluencia turística para el mes de enero.

Para completar el cuadro de situación, a la baja cantidad de vecinos de las diferentes ciudades que salieron a vacacionar, se le suma el fuerte contraste con las vacaciones del presidente Macri, aliado del gobierno local en la Alianza Cambiemos, que no solamente acumuló 41 días de descanso en todo 2016, sino que al día siguiente de eliminar por decreto los feriados puente, se tomó unas mini vacaciones en Chapadmalal.

 

Redaccion

Volver arriba