A la defensiva por el resultado de las PASO, Lunghi atacó a Iparraguirre

El intendente Miguel Ángel Lunghi se encuentra en una situación en la que nunca estuvo antes: por primera vez desde que comenzó su mandato, allá por el lejano 2003, un candidato obtiene más cantidad de sufragios que él. El candidato a intendente del Frente de Todos fue quien obtuvo una mayor cantidad de voluntades a su favor en las PASO de agosto último y eso colocó al veterano radical, que va por su quinto mandato consecutivo, a la defensiva.

Claro que no se llega a un resultado semejante si no es por factores internos y externos. Vale decir que la interna al interior del radicalismo es cada vez más pronunciada y a nadie escapa que eso le trajo más de un dolor de cabeza a Lunghi.

Además de la interna, los tandilenses empiezan a advertir que sin lugar a dudas cinco mandatos es mucho para un gobernante, y sin abandonar el respeto que la ciudadanía le tiene, comienzan a verlo más como una figura amigable e inteligente, pero ya no como el conductor que Tandil necesita en el futuro inmediato. Prueba de eso es el 70 por ciento de una ciudad que no lo eligió para el cargo en las últimas elecciones.

Quizá por ese motivo, o quizá molesto por la gripe que adujo tener, lo cierto es que Miguel Lunghi decidió hablar con los periodistas de La Voz de Tandil y agredir al hombre que más tandilenses eligieron para sucederlo.

«Según él estoy en el siglo XX, estamos los dos iguales, los dos nacimos en el siglo XX, lo que pasa es que yo aprendí bastante porque trabajé en muchas cosas y él hizo solamente política, es una gran diferencia entre uno y otro» dijo Lunghi, en un intento de igualarse con Iparraguirre.

En rigor, lo que repite el candidato de Frente de Todos es que el modelo de gestión del pediatra responde a conceptos y formas de ver el mundo del siglo XX, y no incorpora la participación ciudadana y la democratización de la toma de decisiones. Iparraguirre no se refiere a la edad del cacique radical.

Lo cierto es que «Miguel» finalmente decidió oír lo que los tandilenses dijeron en las urnas, pero lamentablemente para un hombre que lleva 16 años en el poder y al cual los tandilenses lo van a recordar por muchas cosas buenas y malas, decidió en el ocaso de su carrera (así se termine en octubre o dentro de cuatro años), meterse en el barro y agredir a otro candidato, en lugar de salir a mostrar lo que tiene pensado para un Tandil moderno y democrático.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba