Juan Manuel Carri: «Me sumé porque encontré un proyecto de ciudad serio»

Juan Manuel Carri es el candidato a primer concejal por la lista del Frente de Todos y recibe a LOT en su casa del Barrio Las Ranas vestido de entrecasa junto a su compañera Natalia, sus mascotas, el mate y la guitarra eléctrica que tanto le gusta tocar.

Faltan 6 días para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias y el presidente del PJ y secretario general de La Bancaria parece tranquilo, aunque al encender el grabador se nota que su cabeza está «a pleno».

En los 45 minutos que va a durar la charla le va a sonreir cómplice a su esposa, va a acariciar a la gran cantidad de mascotas que tiene y hasta va a lagrimear de impotencia diciendo que «me cansé de velar a compañeros trabajadores en la calle porque se quedan sin laburo».

Es la primera vez que te presentas a elecciones en política, más allá de las elecciones en el PJ y en La Bancaria ¿Cómo vivís esta candidatura a 6 días de las PASO?

Se vive de formas muy emotivas. Con muchas ganas. Es cierto que ya participé en elecciones de la Comisión Interna del Banco Provincia, luego en la Asociación Bancaria, luego en el PJ. Pero esto tiene un sabor diferente porque ahora estamos compitiendo por un lugar en el Legislativo para el cual hay que trabajar en pos de todas y todos los ciudadanos de Tandil. Eso conlleva una gran responsabilidad. Hay matices en común con mis experiencias gremiales y partidarias pero hay nuevas experiencias que son muy emotivas y muy buenas.

¿Qué te motivó a participar de la lista?

Dos cosas. La primera es que y en Tandil, como peronista, no encontraba un proyecto en el cual me sienta parte. No me seducían anteriormente. Pero encontré que en Unidad Ciudadana anteriormente y ahora en el Frente de Todos hay un proyecto local con diferentes actores, militantes, profesionales, universitarios, trabajadores y una gran gama de compañeros y compañeras que no trabajan para las elecciones solamente, sino que vienen trabajando desde hace años en un proyecto para nuestra ciudad, y es lo que buscaba, un proyecto serio en el cual me sienta parte. Lo segundo era alguien que conduzca este proyecto con la capacidad de reunir todos sus matices, y eso lo encontré en Rogelio Iparraguirre. Creo que es el hombre ideal, con la aptitud, la sapiencia y los atributos necesarios para ser intendente.

 Habiendo transitado la primera parte de la campaña antes de las PASO, ¿Qué te dejaron los tandilenses en las visitas que haces?

Te deja las diferentes miradas, y eso para alguien como yo que recién hago mis primeras armas políticas, es importantísimo. La mirada de los otros. Tandil es una ciudad con un entramado social enorme, que es hermosa justamente por la variedad que tiene. Dentro de esa variedad, a veces con la mirada propia, cuesta abarcar todo lo que es Tandil, entonces hay que poner el oído y escuchar las diferentes miradas. Me pasó de ir a un barrio que hace más de 16 años que pide cordón cuneta y servicios básicos, y ese mismo día ir a otro barrio que ya tiene esas cuestiones satisfechas y que sus necesidades pasan por otro lado.

¿Encontraste mucha diferencia en la calidad de vida de un barrio a otro?

Muchas veces a uno le cuesta asimilar que en las casas más humildes de Tandil no tienen la calefacción que podemos tener otros. Cuando uno tiene una reunión en una casa muy golpeada y ve eso, uno se siente en deuda y uno no ha hecho nada malo. Ser un trabajador y tener calefacción en tu casa no es algo malo. Lo malo es que no se haya vislumbrado que hay muchas casas en Tandil que no tienen calefacción. Me encontré varias veces en casas con mucho frío, mucha humedad, con nenes y nenas mal abrigados. Eso es muy complejo y a uno lo hace sentir mal porque, como dijo Ricardo Darín, yo me pego dos duchas calientes por día; me duele la tarifa de luz y de gas pero las puedo pagar, en casa no tenemos frío. En Tandil hay necesidades que yo antes no las veía, y lo digo como autocrítica.

¿Qué te deja la recorrida por los sectores productivos de la ciudad?

Yo no encabezo la lista de candidatos a concejales por casualidad. Yo encabezo la lista de concejales porque acá, y no solamente en Tandil, hay un problema que es la falta de trabajo. Que yo encabece siendo representante de las y los trabajadores es porque el trabajo es un ordenador social y en estos cuatro años de gobierno de Macri y de Vidal el trabajo fue muy atacado y en estos 16 años de Lunghi se hizo muy poco por la producción de Tandil. Tenemos una ciudad hermosa con atributos turísticos naturales preciosos, gente que trabaja en el turismo de manera muy consciente; e problema es cuando desde el Estado en 16 años e gobierno pensas que lo único que puede generar recursos para Tandil es el turismo, es un grave error. Es desconocer el perfil el ADN de Tandil. Los barrios están todos ligados a la producción, pero en estos 16 años fuimos perdiendo el perfil productivo.

¿Dónde se advierte esa falta?

Primero teniendo un Ministerio de Trabajo Provincial con su responsable que fue puesto por Miguel Lunghi, estamos hablando del señor Blas Pugliese, no tiene empatía por los trabajadores. Eso es lamentable. Es un grave error poner a alguien que no tiene empatía con los trabajadores. Es erróneo también que no se ponga al frente de los trabajadores, tanto en lo que fue el cierre de Metalúrgica Tandil como en el cierre del ferrocarril. Lo único que hicieron fue una junta de firmas para sacarse una foto, una vez que el conflicto ya estaba vedado, cuando era irreversible. Una opereta. Les toman el pelo a los trabajadores.

¿Antes de 2015 te considerabas kirchnerista?

Yo siempre fui un peronista y más allá de las diferencias que tenía con el impuesto a las ganancias, siempre me preció un gobierno peronista, nacional y popular.

Vos has dicho en anteriores entrevistas que le hiciste 14 paros generales por el tema del impuesto a las ganancias al gobierno anterior, sin embargo hoy formas parte de la lista de esa fuerza política. ¿Por qué?

Siempre estuve involucrado activamente en la defensa de la Patria, porque participar desde la conducción gremial también es militancia, aunque no partidaria. Pero se me hizo un click en mi vida que me llevó a involucrarme en la política partidaria.

¿Cuál fue ese click?

Hay una gran diferencia entre hacer 14 paros por impuesto a las ganancias en donde uno pelea por una mejora salarial, a tener que enfrentarse con un gobierno que no tiene empatía con los trabajadores y dejar la discusión de ganancias muy por detrás para salir a contener a gente que se queda sin trabajo. Porque cuando nos dicen que todos los gobiernos son iguales, yo pudo decir que no es así. Yo le hice 14 paros muy respetuosamente a un gobierno que voté, pero no es lo mismo que lo que pasa hoy, done un gobierno los primero 6 meses deja 130 mil trabajadores en la calle, una ciudad de Tandil entera en 6 meses. Me di cuenta que con la militancia gremial no alcanzaba. Me cansé de velar compañeros en la calle, porque como dirigente gremial estoy asistiendo al velorio de mis compañeros y eso a uno le duele mucho (silencio y lagrimas de emoción) y sentir la impotencia de que las herramientas gremiales no alcanzan. Necesitamos algo de alto calibre y eso es la política partidaria para mejorar la calidad de vida.

¿Cuándo conociste a Rogelio Iparraguirre y cómo es la relación entre ustedes?

Ya nos conocíamos de cruzar algunas palabras y compartir alguna movilización. Pero en enero o febrero de 2016 nos cruzamos en MAD Multimedios. Llegué temprano a una entrevista y lo estaban entrevistando a él, entonces me puse a escucharlo. En ese momento CFK era mala palabra pero Rogelio defendió su postura y defendió a Cristina con mucha coherencia y fue muy loable, con convicciones. No escapó a ninguna pregunta, fue conciso. Vi la valentía que tenía. Luego él se quedó a escuchar mi entrevista y finalmente a la salida quedamos en tomar un café. Desde ese día me puse a militar como uno más, como él, que es un militante.

Eso pensaste cuando lo conociste, ¿Qué pensas hoy de él en una palabra?

Afilado. Te digo lo que significa para mí afilado: siempre digo que la mejor política es la quirúrgica, donde todo es milimétrico y nada se deja al azar. Rogelio me ha demostrado ser un hombre quirúrgicamente afilado, que no deja nada al azar. Tiene una forma de trabajo muy meticulosa y abarcativa, y eso le da la condición para ser el futuro intendente de Tandil. No se le escapa nada, es muy preciso. Me sorprende y aprendo mucho de él.

El 11 de diciembre con toda probabilidad vas a ser concejal de Tandil ¿Desde dónde te imaginas aportando a la ciudad?

Voy a defender al trabajador. Es una línea de trabajo.

¿Particularmente con qué tipo de proyectos?

Teniendo en cuenta que en Tandil el trabajo es quién lo genera y quién lo desarrolla, tenemos que generar herramientas para el empleador y para el trabajador. Por ejemplo con Juan Arrizabalaga (candidato a concejal en 3er lugar) vemos que la obra pública en Tandil necesita de mano de obra local. Promover una ordenanza en donde el mayor porcentaje de trabajadores sean locales, de Tandil. Que las empresas no traigan trabajadores de afuera. Entonces el dinero que ganan lo gastan acá en Tandil. Imaginate que si tenemos una política de acceso a la vivienda, como la que proyecta Rogelio, esa obra pública tiene que generar empleo para Tandil.

¿Un mensaje para las y los tandilenses?

Esta entrevista va a salir publicada antes de las PASO. Quiero decirles a quienes la lean y estén dubitativos, les pido que voten en favor de sus derechos, que han sido avasallados por Macri, por Vidal y que no han sido sostenidos por el intendente Lunghi. Si hay un tandilense que ve al gobierno de Lunghi desgastado, que piense en nosotros que somos un proyecto local con vocación de poder para transformar. Si hay un tandilense que piensa que puede votar a Alberto, a Axel y quiere hacer un corte de boleta pensando que Lunghi es diferente de Cambiemos, les quiero decir que Lunghi es parte de esta misma política y que no corte boleta. Que la representación de los Fernández Fernández en Tandil somos nosotros, que no trabajamos para las elecciones, sino que venimos trabajando para Tandil desde hace tiempo. Hay una nueva oportunidad para Tandil.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba