Polémica por la obra que el Municipio realiza en la ladera del Anfiteatro

La polémica comenzó con un posteo de Facebook de la vecina Patricia Ratto quien denunció lo que ella llamó «Trueque funesto: hacia la cementización del Tandil Soñado».

Lo que se ve en los videos y las fotos que rápidamente se viralizaron en la ciudad son empleados municipales (presumiblemente de Parques y Paseos) deforestando una de  las laderas del anfiteatro Martín Fierro perteneciente a la parte de abajo del Parque Independencia. Allí, lo trabajadores visiblemente cortan árboles y ramas pero lo más preocupante es la cantidad de cemento que colocaron en el piso, rodeando la vegetación hasta no dejarle tierra visible.

La vecina, acompañando el testimonio fotográfico y audiovisual, escribió lo siguiente:

«Perdimos árboles porque los talaron, otros porque fueron quemados por la imprudencia de arrojar pirotecnia en el peor momento de sequía. Hoy… directamente PALA MECÁNICA, POLVO DE PIEDRA, CEMENTO, ARENA, LADRILLOS, REJAS.
Cortar ramas, mutilar árboles, tapar el pasto, las hojas, las flores silvestres, la tierra, con una espesa capa que nada permitirá crecer, ERRADICAR LA NATURALEZA para llenarlo todo con flores de chapa y playas de estacionamiento en lugares que luego se llenarán de automóviles y ruido que también contamina. ¿Es para poner kioskos y puestos de feria?¿Por qué no ponerlos sobre la diagonal, como tradicionalmente se hizo? ¿Es necesario destruir para hacer una Fiesta del Salame o de lo que sea?
¿Por qué esta sostenida política del Municipio en contra del Tandil natural?
Mientras tanto, hay barrios sin cloacas o con serios problemas con el suministro de agua».

Llamado del Municipio

En diálogo con un medio colega, Patricia Ratto reveló que ante la masiva viralización de su testimonio, la empresa tercerizada que realiza trabajos en el lugaar se comunicó con ella para invitarla a una reunión con el intendente Miguel Ángel Lunghi, quien le explicaría los trabajos.

En principio contó que aceptó la propuesta pero luego entendió que nada iba a solucionarse con una reunión con ella, por lo que terminó declinando la invitación.

Los vecinos, que sumaron fuertes críticas en las redes sociales, esperan a ver cuál será finalmente la resolución del Municipio, si dará marcha atrás con la obra o hará oídos sordos y seguirán haciendo lo que, a priori, parece la destrucción de la vegetación.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba