Asamblea por las sierras presentó argumentos contra el Centro Comercial don Bosco

«¿Tandil en liquidación?» se pregunta el título del comunicado que la Asamblea Permanente por la Peservación de las Sierras hizo llegar tanto a medios de comunicación como a funcionarios y vecinos, luego de las reuniones que mantuvieron en el HCD para discutir el asunto.

A continuación, el comunicado:

Argumentos ¿Por qué no deben aprobar el convenio urbanístico del Centro Comercial Don Bosco?

Ético

Es inadmisible cambiar privilegios por plata.

Democráticos

• El Plan de ordenamiento lo debemos cumplir todos.
• ¿Quiénes son los integrantes de la comisión de gestión territorial que se invoca como autoridad técnica para legitimar las excepciones?
• ¿Por qué este tipo de convenios dejaron de ser publicados en la página del municipio desde el 2016?
Las propuestas de convenios urbanísticos deben publicarse antes de que sean aprobados, para recibir comentarios dentro de un sistema transparente.

Ambientales

• El valle interserrano es parte de una gran cuenca hídrica, que alimenta el Arroyo del Fuerte, el lago y el Langueyú. El aumento de la construcción y la impermeabilización por construcciones e infraestructura modifica la escorrentía de las aguas superficiales, aumentando el riesgo de inundaciones en la misma zona y en otras de la ciudad.
• Es área de recarga de acuífero, siendo altamente vulnerable a la contaminación
• La disponibilidad de agua de pozo es limitada. El aumento del bombeo puede implicar que baje el nivel o se sequen otros pozos.
• En la zona no hay aguas ni cloacas. Existen trabajos científicos que advierten sobre la contaminación en esta zona por los cambios de uso.
• Las condiciones del sustrato hacen difícil y riesgoso un tratamiento particular que garantice la no contaminación

Urbanísticos

• El proyecto significa infraestructura y construcciones que corresponden a zonas urbanas.
• Implica gran circulación de vehículos y demanda de estacionamiento. Tendrá impacto también en contaminación sonora y aumento de gases nocivos.
• El proyecto no sólo no se corresponde con el área donde quiere localizarse. Tiene una suma de falencias que ameritan que ya lo hubieran desestimado categóricamente. El plano de la presentación indica que la zona tiene aguas y cloacas cuando no es así. Estima una población temporaria de 47 personas y dos habitantes permanentes. Esto resulta inverosímil: 32 locales, los trabajadores y los clientes multiplicaran esa cifra con lo cual el requerimiento de agua y el tamaño de la planta están subdimensionados. El estudio de impacto ambiental no considera el área de influencia, a pesar de que es un requisito especificado para la habilitación del comercio en esa zona y fue así solicitado desde el HCD.
• El estudio de impacto ambiental presentado no desarrolla los impactos paisajísticos ni urbanísticos.

La zonificación existente es más que generosa. El Plan de desarrollo le asigna una ocupación de baja densidad, con servicios al turismo y actividades de bajo impacto ligadas al disfrute de la naturaleza. Vecinos del lugar nos hacen llegar su preocupación: “El barrio está preparado para otra cosa” y “La tranquilidad es el encanto del lugar”. Mejorar Don Bosco, no es llenarlo de construcciones propias de las zonas urbanas. Es más preservación de la naturaleza.

La firma “Tandil for sale” con un capital de 40.000 pesos quiere esta excepción para vender locales a 200.000 dólares . O sea, hacer negocios con el privilegio otorgado por algunos funcionarios.

Todas las obras que se tengan que hacer para mitigar los impactos de las excepciones que se aprueban hoy demandarán enorme cantidad de recursos que pagará la sociedad en su conjunto.

Con lo que ya se ha construido, para mitigar los problemas generados, las autoridades están proponiendo realizar un canal de cemento de $12.000.000 en el margen de la avenida Don Bosco. ¿Por qué tantos lugares de la ciudad dónde es adecuado el crecimiento carecen de las inversiones suficientes y se sigue poniendo la agenda “de prepo” al ordenamiento y a la distribución de presupuesto público?

Si el que hace trampa gana, no es sólo una cuestión ambiental, económica, etc., sino educativa, ¿por qué razón el resto de los ciudadanos debieran cumplir con las normas si unos pocos consiguen hacer negocios millonarios con un puñado de firmas que les habilitan un privilegio?

¿Cómo les diremos a nuestros jóvenes que estudien y trabajen si alguien con “amigos” en el gobierno consigue
hacerse millonario burlando las normas que cumplimos todos?

¿Dónde queda del paisaje protegido?

La transparencia y la información a la comunidad no sólo son un derecho de los ciudadanos. Es fundamental para que quienes son responsables de la gestión territorial salgan del oscurantismo en el que parecen decidirse uno tras otro los pedidos de excepciones y la vista gorda a la construcción clandestina.

¿Tandil está preparado para problemas ambientales como la contaminación del agua e inundación?

Los esfuerzos económicos que hace la sociedad para sostener la obra pública deben asignarse a generar suelo urbano, con infraestructura de agua y cloacas, y mejorar los servicios de la ciudad y no a tapar los problemas generados por la urbanización caótica generada por el mercado inmobiliario.

Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras de Tandil

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba