Las ambulancias del SAME que Vidal le mandó a Lunghi siguen sin uso a un mes de su llegada

¿Quién es el responsable de que haya tres ambulancias de envidiable tecnología enviadas por la Provincia al Municipio estacionadas y sin uso? ¿Eran necesarias para Tandil? ¿Quién es el responsable de decidir que para Tandil iban tres ambulancias y no dos o cuatro? ¿Por qué si no había profesionales que las puedan utilizar, las mandaron igual? ¿Quién es el responsable de prever eso?

El pasado 27 de junio los principales referentes del gobierno Municipal, entre ellos el candidato y jefe de Gabinete Mario Civalleri, se vieron las caras con los medios de comunicación en la explanada de la municipalidad, justo allí donde estaban estacionadas las tres ambulancias recién llegadas desde la gobernación de María Eugenia Vidal, todavía con Zulma Ortiz como ministra de Salud. Renunció diez días después.

En el lugar el intendente reconoció que no había profesionales para utilizarlas y dijo que «seguramente una pondremos a funcionar pronto» y agregó que «si aumenta la demanda seguramente las vamos a necesitar» dejando en evidencia que hubo una falta de planificación, tanto por la falta de profesionales como por la falta de demanda.

Hoy las ambulancias se encuentran sin uso, estacionadas y a la espera de que se contraten los profesionales para utilizarlas o que las envíen a otro distrito de la Provincia donde haya profesionales y la demanda sea más urgente. Cada día que pasan sin uso, es un día más que en el que el Estado podría haberlas utilizado para salvar vidas.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba