Contrapunto entre concejales por el alquiler de un predio y el aumento salarial a los municipales

Esta mañana se llevó a cabo la primera sesión extraordinaria del año en el Honorable Concejo Deliberante de Tandil, y si bien los temas a tratar fueron en su mayoría administrativos y de rutina, se vivió una breve discusión entre los ediles por la renovación del alquiler del predio de calle Maipú, donde funciona el Punto Limpio.

Fue el concejal de FPV-PJ Rogelio Iparraguirre quien argumentó que se estaba tratando de un contrato a un año, con posibilidad de reverlo en 6 meses y con un incremento del 38 por ciento.

La llamada de atención de Iparraguirre tuvo que ver con que el índice de inflación oficial para este año se ubica cercano al 20 por ciento, índice que el mismo Departamento Ejecutivo toma en cuenta para aumentar los sueldos de los trabajadores municipales.

“Evidentemente el Departamento Ejecutivo no cree en el índice de inflación oficial” lanzó Iparraguirre y argumentó que “o confiamos en el índice de inflación cuando nos conviene o lo hacemos para todos los casos”.

A su turno, el concejal oficialista Marcos Nicolini intentó una explicación al asegurar que “estamos hablando de una prórroga de un contrato que está desde hace varios años, generalmente estos contratos son a 3 años, y lo que se vota es un valor global”.

Nicolini agregó que “muchas veces no se ha tenido en cuenta la inflación que ha tenido el país en esos años, porque al momento de fijar los valores no teníamos índices precisos de inflación con los que hoy el país cuenta”.

Por su parte, el edil del FPV-PJ Darío Méndez, tomó la palabra y contestó brevemente que en ese caso “que ese mismo argumento sea utilizado a la hora de discutir el salario de los trabajadores municipales”.

Nicolini volvió a tomar la palabra y dijo que “siempre se ha tenido en cuenta esto para los trabajadores municipales, el año pasado tuvieron un incremento del 35 por ciento y este año del 37 y medio con lo cual se ha respetado siempre a los trabajadores y todos debemos trabajar para bajar la inflación que es el peor de los impuestos para los más humildes porque consume la mayor parte de los ingresos de las familias vulnerables del país”.

Quien le contestó finalmente a Nicolini fue la concejal del Frente Renovador, Beatriz Fernández, que dijo estar de acuerdo “con el concepto de colaborar todos para que realmente la inflación comience a bajar en el país” pero cuestionó que “lo cierto es que este año el Departamento Ejecutivo elevó las tasas con un incremento de entre el 41 y el 43 por ciento y precisamente eso no ayuda a bajar la inflación”.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba