Miércoles Negro: Con una masiva movilización Tandil dijo #NiUnaMenos

Con una movilización sin precedentes por la masiva convocatoria que tuvo en nuestra ciudad, Tandil se sumó a la campaña nacional para decirle #NiUnaMenos a la violencia machista y misógina, que en nuestro país registra la triste cifra de una mujer muerta cada 30 horas.

Organizaciones sociales, políticas y culturales, junto a muchas mujeres y hombres que fueron por su cuenta acompañaron la iniciativa del colectivo #NiUnaMenos, que en Tandil fue convocada para las 6 de la tarde en la Plaza Independencia. Una impresionante columna que ocupó más de cuatro cuadras de largo permitió calcular entre 4 y 5 mil personas, lo que configura una marcha con pocos precedentes en la ciudad.

La bandera del colectivo que encabezó la marcha partió a las 18:30 de la plaza central y se dirigió por Yrigoyen hasta la avenida España, para luego doblar hasta Rodriguez y volver por esa calle céntrica hasta la plaza y finalmente concentrar en la Municipalidad. El recorrido duró 50 minutos y contó con intervenciones artísticas, cánticos alusivos y consignas en contra de los femicidios.

La mayoría de los convocados vistieron de negro, haciendo caso a la consigna de «miércoles negro», una de las iniciativas de las organizadoras para marcar el luto por la cantidad de femicidios que están ocurriendo. El disparador de la movilización a nivel nacional e incluso internacional (hubo movilizaciones en Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, México y Guatemala al mismo tiempo) fue la violación y asesinato de Lucía, una chica de 16 años sometida inhumanamente a un empalamiento luego de ser drogada por al menos dos hombres en Mar del Plata.

Al finalizar la movilización, con un megáfono la vocera del colectivo #NiUnaMenos leyó un comunicado y dijo que vinieron a gritar que «con ajuste no hay ni una menos y que la pobreza es violencia, venimos a gritar ni una menos por femicidios, ni una menos por trata, ni una menos por abortos clandestinos, ni una menos por persecución judicial, ni una menos por despidos».

Además exigieron una reunión con el Intendente: «Reiteramos el pedido al Intendente Miguel Lunghi de que nos reciba, tal como solicitamos el 8 de marzo en el marco del Día Internacional de la Mujer, y nos escuche porque más allá de algunos cambios entendemos que es necesaria la formulación de una respuesta acorde e integral por parte del Estado municipal que posibilite los cambios».

La jornada de protestas había comenzado a las 13 horas, horario en que se llamó a un paro nacional de mujeres, que buscaba el cese de actividades en los lugares de trabajo, para concientizar sobre la problemática.

Finalmente cerca de las 20 horas las miles de almas que se dieron cita en el centro de la ciudad, comenzaron a desconcentrarse a sabiendas de que habían generado un hecho difícil de soslayar, en un nuevo y desesperado llamado a la sociedad para que no se permita #NiUnaMenos.

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba