El jefe regional de Anses tampoco tiene respuestas de sus superiores por Pro.Cre.Ar

Mariano Pereyra Iraola fue el único de los dos asistentes a la reunión convocada por los ediles de todas las bancadas en el Concejo Deliberante para obtener respuestas de la Anses y del Banco Hipotecario, sobre el retraso y la falta de respuestas en el desarrollo urbanístico.

Según había adelantado ayer Mariana Aguerriberry, una de las voceras del grupo de beneficiarios perjudicados, el jefe regional de Anses, Mariano Pereyra Iraola, había asistido pero no pudo responder ninguna de las preguntas que los concejales recibieron de los beneficiarios por escrito para formularles a los funcionarios.

El gerente del Banco Hipotecario ni siquiera concurrió, aparentemente por una orden emanada desde la sede central de la institución financiera, lo que le valió la calificación de «desopilante» por parte del concejal Rogelio Iparraguirre, quizá el edil más comprometido con el reclamo.

Iparraguirre le explicó a este medio que el Estado tiene una silla en el consejo directivo del banco, por lo que debería tener que mandar a un representante a la reunión ya que es un representante de todos: «En el Concejo llamamos a fiscales, jueces, empresarios, sindicalistas, funcionarios y a todos aquellos a los que necesitamos consultar, nunca nos pasó, en estos más de dos años que llevo ocupando la banca, que alguien nos diga que no va a venir».

Además del conflicto entre el mencionado banco y la empresa Eleprint (Por un pedido de esta última para que le gire más dinero para terminar el trabajo, por conflictos inesperados que hubo en la construcción; y la respuesta de que el dinero estimado ya se giró, de parte del banco) las preguntas al jefe de Anses tenían que ver con cambios tanto laborales como el cumplimiento de años de quienes están anotados para recibir las casas. La preocupación es que ya no acepten a los beneficiarios porque en estos dos años se pasaron de la edad necesaria o se quedaron sin trabajo o fueron ascendidos.

Mariano Pereyra Iraola no pudo contestar qué pasará en esos casos, pero el concejal consultado explicó que «el problema es peor aún, porque no solamente Pereyra Iraola no tiene nada para responder, sino que a él sus superiores tampoco le dan las instrucciones y las explicaciones necesarias para resolverle el problema a la gente».

 

Sebastián Valerio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba